Sábado 21 de Octubre de 2017

Valioso empate tricolor

Con un planteo muy inteligente el equipo floridense controló el trámite y no pasó riesgos

Solamente muy sobre el final San Carlos pudo arrimarse con una mayor continuidad sobre las últimas líneas del equipo de La Calzada para poner cierta incertidumbre y, por ahí ilusionarse con una victoria agónica que, de haberse concretado, hubiese sido una reverenda injusticia. Porque Nacional en todo momento consiguió tener controlado el trámite y hasta tuvo en alguna incidencia puntual la posibilidad de ponerse en ventaja.

Y si bien no fueron numerosas esas situaciones, menos aún fueron las que dispuso el local, que fue dejando pasar los minutos sin poder transformar en ningún momento una iniciativa más física que futbolística en hechos ofensivamente concretos ante Bermúdez.

SACRIFICADO Y GENEROSO

El primer tiempo se fue deslizando sin mayores emociones, fruto de la tesitura de ambos equipos de evitar arriesgarse a un error que en el contexto de un partido que se preveía muy cerrado pudiera ser determinante.

En buena medida el tricolor sacrificó a Ruétalo dejándolo mayoritariamente muy solo en función ofensiva, aunque el atacante reiteró su buen momento futbolístico, ingeniándose para complicar por velocidad y decisión y, fundamentalmente, llevando a que la defensa local no se decidiera a pasar masivamente a campo visitante para respaldar el trabajo de sus volantes, que en ningún momento pudieron zafar de la presión de sus pares floridenses, tremendamente sacrificados y muy ordenados para anticipar y cubrirse generosamente las espaldas.

San Carlos se fue confundiendo primero, fastidiando después y solo tuvo una aproximación más o menos peligrosa en todo el primer tiempo.

TODO BAJO CONTROL

Para el complemento el trámite no tendría mayores cambios, aunque nuevamente el equipo floridense estuvo cerca de dar el zarpazo en una incidencia en que Camacho quedó muy bien posicionado frente al arco adversario, aunque remataría desviado. Ferreri jugó inteligentemente las variantes, sustituyendo a los jugadores que habían estado expuestos a un mayor desgaste por relevos que le aseguraran mantener controlado el trámite.

Una buena intervención de Bermúdez y un tiro libre que ilusionó a los locales por la cercanía fueron las mayores exigencias carolinas en el complemento. Muy poco para un equipo al que se le atribuían credenciales previas de firme candidato, pero que en el global de sus dos enfrentamientos con los tricolores quedó en deuda, ya que debió haberse retirado goleado en el partido de ida jugado en el Campeones Olímpicos.

Comentarios

comentarios

Noticias relacionadas