Jueves 14 de Diciembre de 2017

“Esto es un ajuste”

Álvaro Vega denunció además “una demagogia espectacular” por parte de blancos y colorados

El Gobierno anunció esta semana los lineamientos que guiarán la rendición de cuentas, que incluirán un aumento de impuestos para personas y empresas. En ese escenario, se ha evitado hablar de ajuste, puesto que, según se sostiene, no habrá recorte del gasto. Sin embargo, el candidato a la presidencia del Frente Amplio, Dr. Álvaro Vega, dijo ayer a EL HERALDO que cuando se toman medidas de este tipo “hay que ser honestos”. “Esto es un ajuste”, puntualizó con respecto a los anuncios realizados por el ministro de Economía, puesto que “tiene todas las características”. En este sentido, Vega se preguntó “por qué se ha transformado en mala palabra”, teniendo en cuenta que “hay ajustes que te arrancan la cabeza y otros que tal vez son razonables”, como en este caso.

NO EMPEZÓ ACÁ

Vega recordó, además, que el ajuste no comenzó ahora, sino que se remonta al “aumento de tarifas en enero, que también es un ajuste”. “El aumento de la UTE por encima de la inflación está claro que forma parte una cuestión recaudatoria. Que no está mal. El tema es cómo utilizas las cosas”, consideró.

GASTO DESMEDIDO

Con respecto a las promesas de campaña, el Dr. Vega sostuvo que el problema es que ahora “hay una coyuntura que obliga a hacerlo”, es decir, que el ajuste se debe a un cambio en las condiciones de la economía. Por otra parte, criticó con énfasis la forma en que se procesó el gasto público, ya que si bien muchos responsabilizan a las políticas sociales, hay otros gastos que podrían eliminarse y no se han tocado. “Hubo un gasto público que fue desmedido. No creo que sean los programas sociales los que están generando este problema. Hubo un desbarajuste del gasto, como en Ancap”, indicó. En Asse, por ejemplo, donde desempeña funciones como médico, “habría millones para ahorrar si se hicieran las cosas más o menos bien”. “Todo eso podría reducir bastante más el gasto público”, dijo.

FRANJAS AFECTADAS

En cuanto a las medidas adoptadas para enfrentar el nuevo escenario económico, Vega consideró que la carga impositiva está distribuida “de forma bastante racional”. Planteó, no obstante, sus reparos con respecto al aumento del gravamen sobre la franja de salarios entre $33.401 y $50.100. Además, consideró que la franja siguiente, entre $50.101 y $167.000 podría acortarse, puesto que las diferencias entre un extremo y otro son demasiado amplias. En relación al descontento que el anuncio ha generado, Vega recordó que el IRPF se paga solo por la parte del salario que excede la franja exonerada puesto que, según su punto de vista eso “no está bien explicado” y da lugar a confusión.

Dijo, en tal sentido, que “a los que nos toca pagar más, también tenemos la felicidad de ganar más”, por lo cual “tendremos que hacer el esfuerzo”, reclamando que “el gasto público no se dispare en cosas que no debería”.

Compartir esta noticia:

Noticias relacionadas