Martes 19 de Septiembre de 2017

La importancia de la lectura

Fomentar la lectura a cualquier edad es sinónimo de enriquecimiento

Un niño que lee será un adulto que piense, porque no hay un dominio más amplio de conocimiento que aquel que nos ofrecen los libros. Cuando leemos nos nutrimos de la imaginación y el razonamiento que los demás han depositado en hojas en blanco y somos más receptores cuanto más nos abramos a ello: los niños, sin prejuicios, son capaces de leer con todo su abanico de emociones puesto en ello.

LIBERTAD

Leer nos ayuda a pensar y pensar nos hace libres, así que si a tu hijo le gusta pasar tiempo entre historias escritas es muy beneficioso que siga haciéndolo. De hecho, esa será la forma más eficaz que vaya a tener de ver la variedad de situaciones, opiniones y conductas que la vida ofrece: seguramente formará al niño en tolerancia y ganará en respecto y solidaridad.

En muchas ocasiones, como adultos, nos ha ocurrido que aquello desconocido para nuestro pequeño mundo habitual nos sorprendía o, incluso, incomodaba. Estas sensaciones provienen sobre todo de querer creer que lo de cada uno es lo válido y lo ajeno no puede serlo, pensamiento que deriva sobre todo de la ignorancia.

ABRIR LA MENTE

Leer es como viajar en todos sus sentidos, pero sobre todo porque nos ayuda a abrir la mente: un niño que lee descubrirá otras culturas, otros modos de vida, otras costumbres diferentes a la suya y sabrá, mucho antes que el que no lee, que hay otras cosas más allá de su vista cotidiana. Ser consciente de esto le hará un adulto que escapará a juicios de valor gratuitos y se sentirá menos atado a pautas predispuestas por otras personas.

REFUGIO

Por suerte o por desgracia, el mundo lo manejan los que creen estar cuerdos pero lo viven aquellos a los que se les cree locos. Los “locos” que leen son capaces de encontrar el refugio a las miserias de la vida mientras los que no lo hacen viven en ellas sin siquiera ser conscientes.

Por eso, a un niño que lee hay que dejarlo llorar y reír con un libro, hay que permitirle enamorarse de una historia, hay que apoyarle si decide entrar en todo ese campo de imaginación al alcance de cualquiera.

Comentarios

comentarios

Noticias relacionadas