Martes 12 de Diciembre de 2017

Nacional demostró su talla

Jugando un partido perfecto los albos se impusieron ante Melo Wanderers por 2-0

Con un libreto bien aprendido, intensidad, concentración, mentalidad ganadora y dos golazos de Andrés Ruétalo, Nacional venció como local a Melo Wanderers, quedó segundo en la serie D de la Copa de Clubes (Divisional A) y es el único que se mantiene invicto.
Los dirigidos por Mauricio Ferreri sorprendieron en el arranque al posicionarse con mucha gente en la mitad de la cancha (4-1-4-1) pero el esquema fue puesto en práctica a la perfección imponiéndose claramente ante el (4-4-2) rival.
Con escasas fisuras en defensa, con un trabajo a destajo en zona de volantes para recuperar, presionar y pasar al ataque, le quitaron el balón al tricampeón arachán, le neutralizaron a los hombres que más saben con la pelota y lo complicaron atacándolo por las bandas, o con las incursiones del “pulga” que estaba enchufado y los enloqueció pese a su tamaño y a ser el único referente de la ofensiva tricolor.
Movilidad ante todo, mayoritariamente buenas decisiones, generación de jugadas de ataque sostenidas y varias chances de gol, hicieron que Nacional no solo se quedara con los tres puntos sino que además mereciera ganar por una diferencia mayor.
En el primer tiempo se cocinó la apertura en base al incansable trabajo de Acosta, Gómez y Aloy, por el preciso manejo de Álvarez, por la potencia de Camacho y lo picante de Ruétalo, quien luego de tutearse con el gol finalmente lo facturó a falta de cuatro minutos para el descanso con un remate esquinado adentro del área.
En el complemento la tónica no cambió, y a pesar de que la visita realizó variantes para torcer el rumbo del trámite, Nacional manejó muy bien el partido.
El “Coco” fue reemplazando a los más cansados para que la intensidad no mermara, y el segundo gol de Ruétalo, al ángulo de afuera del área, prácticamente le bajó el telón a la obra.
Los aurinegros luego quedaron con uno menos, y a pesar de que Bermúdez tuvo que intervenir con acierto en un par de ocasiones en la recta final y Patrón sacar una en la línea, la victoria de Nacional nunca estuvo en peligro.
Fue un triunfazo, porque además de quedar en zona de clasificación, los bolsos demostraron su talla frente a uno de los equipos que mejor se ha reforzado para esta competición. *M. S

Compartir esta noticia:

Noticias relacionadas