Miercoles 20 de Septiembre de 2017

Patentes: proceso trancado

La Secretaria General, Dra. Macarena Rubio, podría cometer un delito en caso de revelar datos de contribuyentes.

El pasado viernes, el Juzgado penal de nuestra ciudad fue el centro de atención luego de que se conociera que la Secretaria General de la comuna, Dra. Macarena Rubio, había sido citada a declarar en el marco de una denuncia presentada por el diputado Carlos Rodríguez Gálvez sobre posibles irregularidades en los empadronamientos.

En la audiencia fue poco lo sucedido, pues se canceló sin haber comenzado. Sin embargo, la citación de una funcionaria de tal orden jerárquico no pasó desapercibida, al punto de congregar a algunos curiosos junto a los medios de prensa que se presentaron en el lugar para captar imágenes del episodio.
Según se informó luego por algunos de los medios presentes, la audiencia debió ser cancelada por la presencia de periodistas en las afueras del Juzgado.

Sin embargo, al ser consultado por EL HERALDO, el abogado Jorge Reyes, quien defiende a la Dra. Macarena Rubio, aseguró que la suspensión de la audiencia se debió a un motivo estrictamente técnico relacionado con el proceso. Según aclaró, en caso de prestar declaración y responder sobre algunos aspectos concretos de la denuncia, la Secretaria General podría haber incurrido en delito.

Esto porque, en virtud de lo establecido por el decreto 500/911, varios de los procedimientos administrativos incluidos en el expediente son “de carácter secreto” y “la obligación de mantener el secreto alcanza a todo funcionario que por cualquier motivo o circunstancia tuviese conocimiento de aquéllos”. En tal sentido, sea cual fuere el motivo de la revelación de dicha información, la violación de estas disposiciones es catalogada como “falta grave”.

DATOS DE CONTRIBUYENTES

La razón por la cual la Dra. Rubio no prestó, finalmente, su declaración, se debe a que en caso de haber respondido sobre algunos temas sensibles del expediente, debía revelar datos sensibles sobre contribuyentes de nuestro departamento. Datos personales y privados que la Intendencia tiene en su poder pero los funcionarios no pueden, bajo ningún concepto, revelar.

De tal forma, si la declaración de la secretaria general se hiciese pública, por el motivo que fuere, ésta podría incurrir en un delito. Para evitar tal situación, el Dr. Reyes solicitó al juez que relevara a la funcionaria (junto a otras dos asesoras legales de la comuna) del secreto funcional al que se encuentran sometidas en este caso. Fue por eso que la audiencia debió ser cancelada y pospuesta.

MANEJO DE LA INFORMACIÓN

Una de las preocupaciones del Dr. Reyes fue el manejo que se ha hecho hasta el momento de la información, lo cual no daba las garantías necesarias para que la Dra. Rubio prestase declaración con la certeza de que luego no se haría pública. “A mí me sorprendió sobremanera la información que se dio al instante en las redes sociales”, consideró Reyes. “Desde el Juzgado hubo declaraciones del diputado que ha dado información, que me parece correcto. Lo que no me parece correcto es que la IDF se entere de cuestiones concretas del proceso, como fechas de audiencias, a través de la prensa”, añadió.

INFORMACIÓN SECRETA

El Dr. Reyes recordó, asimismo, que la denuncia penal fue motivada por un pedido de informes realizado por la edil del MPP, Gabriela Rodríguez, en la cual se incluía información que la Intendencia no estaba en condiciones de ofrecer por razones de secreto administrativo. Por esa razón se decidió presentar la denuncia penal y así conseguir los datos entre los cuales podrían detectarse las irregularidades denunciadas.

Por ese motivo, Reyes argumentó que “la denuncia penal es una forma indirecta de dar datos cuando de forma directa no lo podemos dar”.“Yo en ningún momento cuestiono a la prensa”, aclaró el abogado.“Cuestiono que de forma oblicua se está vulnerando el decreto 500 y la reserva de presumario”. Para ofrecer datos de contribuyentes, que son sumamente sensibles, lo que se solicita es que la funcionarias que los brinden tengan la garantía de no ser, posteriormente, castigadas por ello.

“Cuando citan a declarar a la Secretaria General, lo que nosotros decimos es ‘señor juez, ¿usted me releva del secreto funcional? Mire que es responsabilidad suya’”, ejemplificó el Dr. Reyes. “Yo ante un secreto profesional, como funcionario público, necesito que el juez me releve del secreto funcional. Si el juez me releva yo no tengo ningún problema en declarar sobre datos personales”, concluyó.

Comentarios

comentarios

Noticias relacionadas