Martes 15 de Agosto de 2017

Cinco características de las personas ambidiestras

Varios estudios señalan que la inteligencia y la emotividad son dos de los rasgos de personalidad dominantes

La definición más común de las personas ambidiestras es que “usan con la misma habilidad la mano izquierda que la derecha”. Esta destreza poco común es innata en la mayoría de los casos, aunque puede llegar a dominarse. Ahora bien, existen algunas características que comparten quienes pueden escribir, dibujar, cortar o tocar instrumentos con la misma facilidad con ambas manos.

Minoría. Los índices demográficos señalan que solo el 1% de la población mundial es ambidiestra, contra un 10% de zurdos y frente a la mayoría del 89% de personas diestras.

Simetría. No nos referimos a sus facciones, sino a que no tienen un hemisferio cerebral dominante, pues las personas ambidiestras desarrollan ambos lados por igual. Esto los hace mucho más sensibles y potencia -a veces hasta el extremo- la capacidad de interpretar lo que ocurre a su alrededor.

Dificultad en la escuela. Según un estudio realizado entre ocho mil niños de 7 a 8 años, los ambidiestros tienden a presentar algunos problemas de aprendizaje, específicamente de lenguaje y otros en atención.

Emociones a flor de piel. Otra de las cualidades reseñadas en la investigación señala que las personas ambidiestras cambian muy rápido de humor y son más fáciles de influenciar según los lugares donde se encuentren y hasta la música que se escuche.

Artísticos. El talento de poder usar la mano derecha e izquierda por igual los lleva a conectar con su lado más creativo. Por esta razón, muchos de los ambidextros se convierten en artistas. Entre los más notables se cuentan a Leonardo Da Vinci, Chris Martin de Coldplay y el ex Beatle Paul McCartney. El deportivo es otro ámbito donde destacan, en particular el tenis y el béisbol.

Comentarios

comentarios