Jueves 19 de Octubre de 2017

No volver a engordar

Es mejor una pérdida de peso progresiva que tenga en cuenta la alimentación

Para que un método de adelgazamiento sea saludable debe tener un respaldo científico basado en el consejo de expertos en medicina y nutrición. Además se debe entender la pérdida de peso como un proceso integral, que contemple no sólo aquellos aspectos relacionados con la alimentación, sino con la actividad física y el bienestar de la persona.

Si la pérdida de peso es progresiva y se adapta a nuestro estilo de vida, podremos mantener el peso en el tiempo sin temor a volver a recuperar los kilos de más. Lo deseable es adelgazar de forma inteligente y saludable.

NO TE PRIVES

La restricción o prohibición de la comida es un elemento desmotivador y supone uno de los principales factores de abandono de una dieta. Es aconsejable tener una alimentación variada y equilibrada, sin alimentos prohibidos, teniendo en cuenta aquello que ingerimos y el gasto energético que realizamos.

PÉRDIDA PROGRESIVA

Para que la pérdida de peso sea paulatina y, por lo tanto, saludable debe situarse entre los 500 gramos y un kilo por semana, nunca más. Las tentadoras dietas que prometen una pérdida de peso rápida en poco tiempo, conocidas como dietas milagro, pueden conllevar un efecto rebote que, en algunos casos, incluso puede suponer un incremento del peso inicial.

Comentarios

comentarios

Noticias relacionadas