Miercoles 18 de Octubre de 2017

Inmorales de los nuestros

Diario El Heraldo

Por Pangloss

La hipocresía, la demagogia, la falsedad a la que conduce la política es simplemente patética. Todos vemos lo que pasa en Brasil. Todos entendemos que los niveles de corrupción alcanzados durante los gobiernos del PT fueron astronómicos, y que las campañas políticas de los últimos presidentes se financiaron con dineros públicos, robados sin vergüenza alguna o, en el mejor de los casos, cobrados como forma de sobornos a las empresas adjudicatarias de licitaciones para la obra pública.

Todos sabemos que los funcionarios públicos se hicieron millonarios con el dinero del pueblo. Que robaron miles de millones de dólares a Petrobras, dejando a una de las empresas más grandes del planeta al borde de la quiebra. También sabemos que el país está en crisis y que después de tanto robar, el Gobierno apeló al viejo y querido ajuste, apelando al dinero de los pobres para reponer lo que se llevaron los ricos.

Esto es evidente, cualquiera puede verlo. Y sin embargo, los políticos uruguayos, amigos de aquellos que en Brasil desplumaron las arcas del Estado, parecen incapaces de ver la inmoralidad de sus “compañeros”. Nadie entiende bien por qué, pero ellos defienden a los corruptos solo porque son de izquierda. Es decir, son delincuentes, pero como son de izquierda son delincuentes buenos. El problema llegará el día que profundicen en el mismo razonamiento y salgan a defender a asesinos y rapiñeros. O peor aún, el día que consideren que los dictadores de izquierda son dictadores buenos.

 

Comentarios

comentarios

Noticias relacionadas